lunes, 10 de agosto de 2009

César Cueto. Guillermo La Rosa y Gerónimo Barbadillo (1981)




Trío de ases que no requieren mayores palabras.

La Rosa con sus anotaciones ante Colombia en Bogotá y frente a Uruguay en Montevideo se ganó el puesto de titular indiscutible.Venía en gran nivel del Nacional de Medellín y con Zubeldía en el banco y Cueto en la cancha, el Tanque se transformó en un jugador diferente al que conocíamos. No sólo era fuerte para el choque e iba bien arriba sino que se había convertido en un jugador táctico, que sabía abrirse por el ala derecha con toda su potencia y que aprendió a marcar la salida del rival y arrastrar marcas. Lástima que con los problemas suscitados en la interna del grupo que estuvo presente en el Mundial de España 82, La Rosa fuese el sacrificado que tuvo que ceder su lugar a Uribe para que Cubillas tenga lugar en la volante. Fue el último jugador peruano en anotar un tanto en los mundiales (el de honor en la goleada 1-5 de Polonia en l ajusta ibérica).

Cueto al igual que La Rosa se impregnó del pensamiento de Zubeldía y en 1981 nos mostró a un volante talentoso en la organización pero a la vez aplicado en la marca y con una actitud disitinta. Cueto fue la manija de ese equipo, el director de orquesta y el complemento perfecto de un Julio César Uribe en altísimo nivel.

Barbadillo se consagra con la camiseta nacional en esas eliminatorias a pesar de haber sido campeón de la Copa América 1975. Las noticias que venían de México contaban maravillas del puntero chalaco y Patrulla nos regaló su mejor producciòn en ese proceso eliminatorio. La jugada previa al gol de empate de La Rosa en Bogotá fue una obra de arte. Volvió locos a colombianos y uruguayos jugando con habilidad, lujos y mucha potencia. Otro jugador que fue sentado por Tim en el mundial debido a la demora de su club y a la presión ejercida sobre Tim de cara al muy buen momento que venía pasando Germán Leguía. Nunca debieron sentar a Barbadillo en ese mundial.

4 comentarios:

Solofutbol.net dijo...

Que buenos jugadores dos delanteros netos y goleadores y un cerebro como cueto, encardo de alimentar con buenos servicios a la rosa y barbadillo.

Que tiempos aquellos, tan lejanos ya, pero tan buenos en su momento.

Carlos Cenzano dijo...

Buena tu web sigue adelante.

Anónimo dijo...

ni tan delanteros ni tan goleadores sino fijate que alianza no campeono hasta el 97

Carlos C. dijo...

El comentario anterior no tiene nada que ver con la reseña de los jugadores de la foto.