domingo, 27 de septiembre de 2009

Preselección peruana 1968-2



Foto: Cortesía de Guillermo Gonzáles Navarrete

Interesante fotografía del preseleccionado peruano de 1968 preparándose para afrontar un compromiso amistoso internacional. Nótese el curioso modelo de las camisetas de entrenamiento del elenco nacional con formato parecido al de Chararita Juniors.

Figuran en la foto de izquierda a derecha: Teófilo Cubillas, Román Villanueva, Héctor Bailetti, Javier Gonzáles, Pedro Gonzáles, Jorge Barreto, Orlando La Torre, José Fernández, Ricardo López Lavalle y Walter Flores.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No es mi época, pero me dicen que Ricardo López Lavalle ha sido de los mejores ejecutores de penales en el Perú, es así? y en qué equipos jugó? Lucho T.

Carlos C. dijo...

Ricardo López Lavalle en efecto fue un gran ejecutor de penales. Surgiço en el Defensor Lima y jugó en Juan Aurich. Una grave lesión en la pierna lo alejó tempranamente del fútbol.

Ricardo Antonio dijo...

Me encantarìa comunicarles, que realmente en esa època impuse una nueva modalidad para patear los penales, los entendidos del futbol me llegaron a comparar con Don Rufino Lecca,(el mejor pateador de penales del Perù) ex-jugador del sport Boy, hacièndome una entrevista con el indicado especialista de penales, en el club Sporting Cristal, para comparar modalidades en la ejecuciòn del penal,..me inicie en el Club Sportig Cristal, segui en el defensor Lima (los caras sucias), Juan Aurich (el ciclon del norte) y Sport Boys del Callao; pero jugando un partido oficial contra el alianza Lima en el Estadio Nacional en el mes de noviembre del 68,tuve un choque con Julio Baylon (F)y ello me ocasionò una triple fractura de tibia y peronè; fue una pena muy grande para mi y muy sentida esta lesiòn por el periodismo deportivo de la època y la hinchada, ello me causo mucha tristeza, al no poder cumplir con mi màs grande deseo; defender los colores la selecciòn Peruana de Futbol del Perù en el mundial del 70 para lo cual me prepare desde niño;, tenia 23 años en ese momento...un abrazo para todos los lectores de esta pagina...gracias y a sus ordenes..Ricardo Lòpez-Lavalle Ràzuri

Anónimo dijo...

Recuerdo perfectamente el caso de la terrible lesión que sufriera López Lavalle ocasionada por un choque con Julio Baylón.

Fue una noticia muy comentada en los periódicos de la época.

Por supuesto que recordamos al más eximio shoteador de penales de los años 60.

Cualquier penal decretado a favor del Defensor Lima de antemano se sabía que iba a ser gol.....la expectativa era por admirar la técnica depurada que López Lavalle tenía en sus ejecuciones que, repito, sí o sí eran gol.

Ricardo y Próspero Merino eran los maestros de la época.

¿Alguna vez fallaste alguno?

EUSEBIO.

Carlos C. dijo...

Como no recordar al maestro Ricardo López Lavalle eximio ejecutor penales. Fue entrenador de fútbol del Colegio de la Inmaculada en 1980, campeón de Adecore de aquel año, junto al legendario Colarao Cardona.

Próspero Merino fue otro gran ejecutor de penales de los 70s.

López Lavalle y Merino, ambos zurdos, tenia un estilo muy especial de ejecutarlos. Ravello era casi infalible pero poco espectacular, los tiraba siempre esquinados junto al poste.

Otros doctores "penalistas" de esos tiempos eran Carbonell, Chumpitaz, Ponce Arroé, Walter Escobar, Jorge Ayo, Eduardo Stucchi, Cachito Ramirez, Pedrito Ruiz, el Huevo Adriazola, Arturo Bisetti, entre otros. Uno que siempre pateaba penales y fallaba mucho era Roberto "Titín" Drago.

Anónimo dijo...

En el caso de Chumpi, el penal más importante de su carrera lo falló:

Gatti quien era arquero de River Plate le atajó uno que hubiese sido el 1-0 y la U hubiera sido finalista de la Copa Libertadores en 1967

EUSEBIO

Carlos C. dijo...

Efectivamente aquel penal errado por Chumpitaz ante River Plate en Lima pudo significar el pase de la "U" a la final y no tener que jugar un partido definitorio contra Racing que a la postre se perdió.

A Cubillas se le recuerda los 2 penales que le atajó el colombiano Zape en la final de la Copa América de 1975 y en las eliminatorias de 1981.

Otro penal de ingrata recordación fue el que erró Franco Navarro ante Uruguay en la semifinal de la Copa América 1983. Rodolfo Rodriguez lo desvió con los pies.