domingo, 7 de febrero de 2010

Emilio Laferranderie "El Veco": Un uruguayo con corazón peruano

(Hacer click sobre las imágenes para ampliarlas)











Quizás el gran causante de su llegada al Perú haya sido el fútbol mágico que exhibía aquella selección peruana de 1981. El Veco, periodista objetivo y amante de la verdad y del buen fútbol no tuvo más remedio que decirles a sus compatriotas que el seleccionado peruano era el favorito del grupo por el excelente nivel que mostraba en todas sus líneas. Sellada la eliminación uruguaya al Mundial de España 1982, El Veco fue etiquetado por su propios colegas charrúas de sufrir de "peruanitis" y el gran Pocho Rospigliosi no tuvo mejor idea que ofrecerle trabajo en el Perú. El Veco llegó al Perú en Setiembre de 1982 para aquerenciarse en estas tierras que lo adoptó como un hijo predilecto.

La permanencia de El Veco en el Perú por espacio de 28 años fue un lujo para el periodismo deportivo local. Una cátedra ininterrumpida sobre el buen hablar y escribir sobre el deporte en general. Para quienes consideramos a Pocho Rospigliosi como el maestro de nuestra afición al fútbol en la década del 70, El Veco terminó siendo como una Maestría. Más allá de su incomparable capacidad y de sus conocimientos enciclopédicos, El Veco fue un auténtico defensor de la objetividad y de la verdadera vocación del periodista con un agregado particular: informar buscando la excelencia de la nota y aderazándolas con un fino humor. Recuerdo que cuando era provocado por otros periodistas, El Veco daba la mejor respuesta posible: "Yo no hago periodismo para periodistas".

El Veco repetía constantemente una frase de Constancio Vigil: "el periodista tiene que conmover de alguna manera". Y vaya que El Veco conmovió a uruguayos, argentinos, peruanos y latinoamericanos en general cuando dirigió la revista El Gráfico, buque insignia del periodismo escrito en esta parte del mundo.

En lo personal tuve la suerte de tener dos encuentros con El Veco. El primero, el más entrañable porque se dió de manera absolutamente circunstancial. Fue una mañana de 1983 en la Pastelería Rovegno de 2 de Mayo en San Isidro que quedaba a pocos metros de su residencia. Me encontraba camino a la universidad y la parada diaria para la empanada de todas las mañanas en Rovegno hizo que me encuentre cara a cara con El Veco que estaba comprando pan en compañía de su esposa. Venciendo mi timidez le dije: " Don Emilio usted debe ser el mejor periodista deportivo que ha pisado este país" a lo que El Veco me respondió con un gracias muy sentido preguntándome si me gustaba el fútbol. Mi respuesta fue obviamente afirmativa y el buen Veco me lanzó 3 preguntas: A ver dígame ¿quién fue el jugador más grande de todos los tiempos? Para mi Pelé pero sé que D´stefano fue un genio de toda la cancha respondí. Y dígame ¿cuál fue la mejor selección de todos los tiempos? le contesté la de Brasil en México 70 y la de Holanda en Alemania 1974. Finalmente me preguntó ¿y el mejor club del mundo? "Para mi la "U" y para Usted el Nacional". Sonrió de buena gana, me dió una palmada y se fue de la mano con su esposa.

La segunda fue hace 10 meses en la presentación de su libro "Fútbol es pasión" en el auditorio de la Plaza Usil en Larcomar. Terminada la ceremonia, El Veco firmó los libros a los asistentes que lo adquirían. Conversamos un minuto. Le dí las gracias por lo mucho que le había dado al periodismo peruano y le comenté un proyecto personal y me dijo: "Suerte Carlos y espero que Dios me de vida para verlo".

Tantas veces habló de él en sus 28 años en el Perú que terminamos reconociendo a su mentor. El Veco nos dejó sin saber tal vez que él fue el Borocotó de muchas generaciones en el Perú.


Las fotos: (Hacer click sobre las imágenes para ampliarlas)

1 y 2) En setiembre de 1982 El Veco llegó al Perú para trabajar de manera definitiva en la revista y radio Ovación. Las fotos corresponden a la reunión de bienvenida que le hace el staff de Ovación con algunos invitados.

3 y 4) Si bien es cierto que El Veco ya había escrito en agosto de 1982 una crónica en Ovación sobre un clásico, su primera nota ya como integrante del staff de Ovación fue la que publicó en el la edición Nº 251 del 15 de setiembre de 1982 en la que nos dijo que nos olvidemos del fracaso de España 1982 y que vuelva la sonrisa de aquel día en que nos clasificamos en 1981.

5) El libro de El Veco autografiado.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Maestro por lo que nos diste en estos 28 años...

Lucho T.

rrv dijo...

en esos meses fianles del 82, el sgte mundial aun era Colombia 86.

dalo dijo...

Sin palabras, sin dudas el más grande. Dejó un legado inigualable. Saludos.

Anónimo dijo...

PARECE QUE EL BLOG ESTA MURIENDO COMO EL VECO, YA QUE LAS FOTOS EXCASEAN Y YA NO SON COMO LA DE ANTES

Carlos C. dijo...

Me parece una falta de respeto hacer un paralelo de la presunta muerte del blog con la muy sentida de El Veco. Desubicación total.

Hemos dicho en más de una ocasión que este Blog es un hobbie de quien lo administra y la frecuencia de las fotos que se publican depende mucho del tiempo que se tenga para hacerlo. Aún así, el promedio mensual de entradas supera las dos por día ( en enero hicimos sólo 5 menos). No nos gusta hablar de nuestra vida privada pero es obvio que en verano cualquier padre de familia con 3 hijos en edad escolar tiene más escaso el recurso del tiempo.

A pesar de lo que dices el promedio de visitas del blog es de 20,000 por mes (incluido enero 2010). Para nosotros es una gran alegría además de saber que está muy bien rankeado en algunos portales de blogs peruanos.

Si las fotos escasean y ya no son como las de antes, te recomiendo que ya no visites más el blog. No nos daremos cuenta de ello.

Con tu manera de escribir "excasean" por escasean ya podemos comprobar el nivel que te manejas.

Suerte Anónimo.

Anónimo dijo...

Carlos C, ese anónimo que escribió eso la verdad que deja mucho que desear como persona.

Luhco T.

Anónimo dijo...

Es el mejor recuerdo que he podido ver para nuestro querido y extrañado Veco. Me identifico con la sensibilidad y comparto el pesar del autor. Felicitaciones, hace no mucho tiempo que he encontrado el blog y solo puedo describirlo de un modo: fascinante. Saludos, MY.

César L. dijo...

Un maestro de verdad! Peruano de corazón!