sábado, 5 de diciembre de 2009

Baúl del recuerdo del fútbol peruano



La revista Ovación a fines de 1975 publicó esta sencilla foto con un comentario premonitorio a raíz del debut de un juvenil morenito del Sporting Cristal. Julio César Uribe desde el día que debutó en la profesional mostró su calidad y ganas de triunfar.

No se equivocaron Augusto Moral y Pocho Rospigliosi al pintar de crack al bisoño Uribe.

Años después le demostró al mundo las bondades de su fútbol mágico y esa manera de driblear y encarar a los rivales por delante suyo y no por los costados. Un fuera de serie.

El verdadero último gran "10" del fútbol peruano con las disculpas del caso a los herejes que afirman que Roberto "Chorri" Palacios lo es. No hay punto de comparación. Uribe fue un fuera de serie de nivel mundial. Eso si, de carismático, nada.

La foto terminó siendo histórica. Fue el debut de Julio César Uribe.

8 comentarios:

César L. dijo...

Foto histórica realmente de un grande del fútbol mundial como bien se afirma.
Me da verguenza ajena que lo comparen con el tal Roberto Palacios , es un insulto para Julio César.

Anónimo dijo...

El Chorri es (ha sido) un buen jugador, pero muchas veces la mayoría de periodistas han exagerado sobre sus cualidades, es más, decían que la selección de las eliminatorias para Francia 98 dependía del Chorri, lo cual es totalmente erróneo en mi opinión. Aquella selección funcionaba como equipo, lo que pasa es que se recuerda muchos los "chorrigolazos", pero se exagera como si esos "chorrigolazos" fueran los que nos llevaron a luchar la clasificación. Definitivamente el "Diamante" Uribe es más jugador que el Chorri. Es más, otra comparación que ya muchas veces se ha hecho: Kukín o Chorri? Para mí, Kukín, es más jugador, tiene mejor técnica, tiene juego en corto, mete pases gol (Chorri no tiene pase gol, no es su característica), mete cambios de juego (Chorri casi no lo hace), es conductor-armador (Chorri no es conductor-armador, es un complemento; cuando el Chorri tuvo que asumir funciones de conductor en la Copa América del 97 pasó desapercibido), a Kukín lo he visto ponerse al equipo al hombro muchas veces. Lo malo es que Kukín se desperdició él mismo. Lucho T.

Anónimo dijo...

En su mejor momento, Uribe fue el tercer jugador de América del sur, detrás de Maradona y Zico. El mundial del 8 tenía que ser suyo, lástima que alguien que no tenía nada que hacer fue llamado, y el equipo no funcionó.
Palacios hubiera sido un buen suplente en ese equipo. La prensa lo magnificó demasiado. Siempre dicen que la selección de Oblitas no clasificó a Francia por diferencia de goles. Pero por favor!!! En esas eliminatorias Salas y Zamorano hicieron 23 goles, contra 19 de toda la selección peruana. Chile fue un justo clasificado.
Julián

Anónimo dijo...

Julio Cesar Uribe fué un jugador fuera de serie, desperdiciado en el mundial del 82. por favorecer la incorporación de un desfasado Teofilo Cubillas. Roberto Palacios es un muy buen jugador a desmedro de su físico menudo, el cual conpensa con un inmenso derroche de energía. No se puede ser mezquino con él, esperaría que hubieran muchos mas jugadores jovenes que pudieran aportar la entrega que hasta hoy regala Palacios en cada partido. ¿a alguien se le ocurriría compararlo con el Puma Carranza? solo faltaría eso ¿no?

Anónimo dijo...

Indudablemente Julio Cesar Uribe fue el mejor 10 del Sporting Cristal de todos los tiempos.

Roberto 'el chorri' Palacios mas que un 10 neto, se le puede considerar un 8, jugando por uno de los costados.

En mi opinión, luego de Julio Cesar Uribe, los 10 que destacaron en Cristal, pero kilometros atrás de Julio Cesar, fueron el artista Julio Cesar Antón en los 80s y Alex Magallanes en los 90s. En el 2000 incierto, talves Renzo Sheput.

Anónimo dijo...

Limber:

El gran Julio César Uribe: El mejor 10 de Sporting Crital de todos los tiempos.

Tuve la suerte de encontrarme con el 'diamante negro', en la playa Santa Maria, sur de Lima,, donde en su dpto tiene (hasta hoy) una pelota grande armada en su azotea.

Nos reunimos varios, lo saludamos, y jugamos, como tenía que ser, una pichanga en la arena, en ese tiempo no estaba prohibido jugar ahí, hoy sí.

Resumen del encuentro:

"La calidad queda".

Julio Edson era adolescente aún y él lo entrenaba, lo motivaba.

Lástima que el año 1991 los celestes no pudimos ver al mejor 10junto y al mejor 8 celeste de todos los tiempos: Roberto Palacios, ya que el chorri debutaría en el mes de setiembre y Julio Cesar Uribe fue separado meses antes por discrepancia por J.C. Oblitas.

Recuerdo que ese año 1991 Cristal era preliminarista de Alianza en Matute, pero como se perfilaba como campeón los dirigentes de la Victoria decidieron no darnos más su cancha, argumentando que su equipo entraba desmoralizado por nuestros triunfos de antesala.

Al final Cristal regresó al Nacional para campeonar. Algo similar ocurrió el año 1992. Ya en el 93 y 94 se jugó netamente en el Estadio Nacional, donde apareció la famosa Máquina Celeste.

Saludos.

Coco dijo...

No dudo que Uribe haya sido un jugador para el gusto de la afición. Ha tenido sus méritos, por algo llegó a la selección peruana y por algo jugó en Italia. Pero en realidad, ha sido un jugador muy discreto en el concenso internacional, que tuvo chispazos de fuen futbol, pero muy intermitente y que realmente no llegó a triunfar, para llamar a un jugador "Grande", tiene que haber triunfado rotundamente en el exterior. Y Julio César no lo hiso. Para mi gusto fue un jugador quimboso, con chispazos. Muy individualista,soberbio y que sólo jugaba para él mismo, para su lucimiento personal y no para el equipo. No era un jugador completo.

Carlos C. dijo...

Uribe fue un gran jugador reconocido mundialmente y eso está documentado. Qué no triunfó rotundamente en el exterior es una afirmación relativa. Uribe cuando jugó como titular en el Cagliari fue considerado el mejor jugador extranjero del Calcio en 1983, en tiempos que lo mejorcito del fútbol mundial jugaba en Italia. Luego tuvo problemas con el técnico y nunca más fue titular. En México no logró brillar en el América porque jugó poco y no se le dieron las cosas pero si que mostró su calidad en otros cuadros mexicanos y luego en Colombia. Uribe fue la gran figura de las eliminatorias de 1981 y ese año fue elegido el tercer mejor jugador de esta parte del mundo nada menos que después de Maradona y Zico. En la gira previa al mundial Uribe confirmó su cartel de estrella mundial y fue considerado una de las grandes figuras del mundial ibérico pero como es sabido la participación peruana fue decepcionante y ningún jugador estuvo en su nivel. La calidad de Uribe es innegable y negarla es simplemente un acto de ignorancia o mezquindad. Uribe dribleaba a lo Pelé, es decir, de frente, sin salir a los costados, atravesaba a sus marcadores. Se lucía pero jugaba en equipo. Era un jugador completo. Eso si tenía un carácter complicado que fue el motivo que impidió que sea una figura mundial mucho más reconocida. Finalmente, eso de haber triunfado en el exterior para ser considerado un "grande" es también relativo. O acaso Chumpitaz que no triunfó en México no puede ser considerado un grande o el mismo Cubillas que tampoco triunfó a lo grande en el Basel o Porto. Oblitas ni Velásquez triunfaron en el exterior y no por ello pueden dejar de ser considerados grandes de la historia de nuestro fútbol y si que son considerados a nivel mundial. Cueto sólo triunfó en el modesto fútbol colombiano y eso no le quita su dimensión mundial.