sábado, 12 de marzo de 2011

Roberto Chale y Ramón Mifflin 1969



Los jóvenes Roberto Chale y Ramón Mifflin con la camiseta de la selección en un partido de preparación previo a las eliminatorias de 1969 frente a Argentina y Bolivia.

Ambos deben ser de los mejores volantes de la historia del fútbol peruano.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un par de jugadores extraordinarios.

Ambos tenían como denominador común una depurada técnica en el manejo de la pelota.

Challe era capaz de meter pases de 35 metros con gran precisión o tejer en corto con extraordinaria calidad.

Además tenía el plus ( ..a veces déficit) de lo psicológico.

Plus porque nunca se chupaba ante nadie y jugaba de igual a igual y se trataba de tu y vos con los más rankeados sin interesarle "el cartel" de nadie.

Eso lo hacía desde cuando debutó a los 17 años en el Centro Iqueño y se le paraba a cualquiera.

A veces esto lo traicionaba y terminaba expulsado con frecuencia, pero haciendo un balance - en nuestro medio - es 100 veces preferible tener un elemento así, atrevido e insolente, que un tipo timorato y escaso de personalidad como tantos.

Ramón Miflin fue uno de los jugadores más estéticos y plásticos manejando la pelota que vi en mi vida.

En cualquier partido, por más enredado que fuese, tomaba la pelota y como por arte de magia le inyectaba claridad al juego.

Dueño de gran personalidad tenía una ventaja sobre Challe: defendía mejor, marcaba mejor comparativamente ,dado que Challe era un vago que se limitaba a mirar cuando el equipo perdía la pelota...bueno el fútbol daba para eso en aquella época.

Jugando juntos se comprendian de memoria producto de la amistad de barrio que desde niños los unió.

EUSEBIO

Anónimo dijo...

Recuerdo que hace unos 10 años atrás estaban peleados, me parece que eso ya pasó.

En el verano del 95 tuve como profesora de inglés a la hija de Challe en el Instituto de Idiomas de la Católica, ella misma se presentaba como la hija de Roberto.

Lucho T.

Anónimo dijo...

Sí hubo un distanciamiento muy fuerte.
Challe se puso paranoico cuando Ramón acudió a la celebración privada del título obtenido por la U en el 2000.

El cabezón llegó allí por el gordo Alfredo González quien tenía pensado hacer de Miflin el "gerente deportivo" de la U.

Challe visionó en lugar del amigo de toda la vida, un "serrucho" y empezó a despotricar de él (injustificadamente como se pudo ver)

Miflin manejó la situación como correspondía y dejó las cosas así para que, tal vez, el tiempo las arregle.

EUSEBIO

Chino Ernesto dijo...

Challe tenia Gol (varios memorables como el 2do a Racing en Avellaneda en la Libertadores 67 luego de una pared sublime con Cruzado y Calato, el 2do a Marruecos en el Mundial 70), el Cabezon creo que no metio uno en su vida, al menos no recuerdo pero coincido que era un gran jugador, finisimo.